La Lonja Agropecuaria de Toledo celebra su III Asamblea General

2017 ha estado marcado por la falta de producto nacional y el abastecimiento ganadero con materias primas importadas

La Lonja Agropecuaria de Toledo ha analizado, durante la celebración de su tercera Asamblea General Ordinaria, la evolución del mercado cerealista en 2017, uno de los perores años que se recuerdan en la provincia en cuanto a producción, lo que se ha traducido en un  incremento medio de los precios de un 20%, subida que no ha compensado las pérdidas de los agricultores por la falta de cosecha. Además, en el transcurso de la Asamblea se ha constatado que las cooperativas de pienso de la provincia, principales consumidores de cereal, e integrantes de la Lonja Agropecuaria de Toledo, han tenido que incrementar su abastecimiento de materias primas del mercado internacional, en especial de maíz.

Los integrantes de la Mesa de Cereales, que han estado acompañados por el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Rojo Braojos, y por representantes de Globalcaja, han destacado que 2017 se ha caracterizado no sólo por una mala campaña, tanto en la provincia de Toledo como en el resto de España, sino también por las malas perspectivas de cara a la siguiente a tenor de la situación de las siembras actuales. En este sentido, los integrantes de la Mesa han señalado que, debido a la falta de lluvias a principio de otoño y la escasez de las caídas en las últimas semanas, la nascencia está siendo muy irregular y no se ha descartado que en algunas zonas los agricultores tengan que realizar una resiembra.

Por su parte, los representantes de las cooperativas de pienso que forman parte de la Lonja Agropecuaria de Toledo, han señalado que, aunque España es un país deficitario en producción cerealista y tiene que abastecerse del mercado internacional para cubrir la demanda de consumo nacional, este año esta dependencia está siendo aún mayor ante la falta de materias primas en el mercado interior, algo que ha notado especialmente el sector ganadero.

Las cooperativas de pienso de la provincia, integradas por ganaderos, han incrementado sus compras, principalmente de maíz procedente de Estados Unidos, Brasil y Argentina, en los principales puertos de entrada del cereal de importación: Valencia, Cartagena, Huelva y Tarragona.

No obstante, los ganaderos han manifestado que al sector le preocupa, más que el abastecimiento de materias primas, que pueden cubrir con el mercado exterior, el de agua, que se está convirtiendo en el principal problema de las granjas y que está llevando, en algunos casos, a la reducción de la cabaña ganadera.

La Lonja Agropecuaria de Toledo está integrada por ASAJA de Toledo, en representación del sector productor, y por algunas de las más importantes cooperativas y fábricas de pienso de la provincia, que consumen al mes entre 30.000 y 35.000 toneladas de materias primas.