El período hábil de caza menor en Castilla-La Mancha abarca desde el 8 de octubre de 2015 hasta el 8 de febrero de 2016.

En el caso de la caza mayor los plazos son distintos según el tipo de especie.

 1.- Caza menor:

Aves migratorias no acuáticas

En la caza de aves migratorias no acuáticas, el período hábil de caza para estas especies en terrenos con régimen cinegético especial termina el 31 de enero de 2016.

Aves acuáticas

Desde el 15 de octubre de 2015 hasta el 31 de enero de 2016.

Perdiz roja macho con reclamo

Dado el carácter tradicional de la modalidad de caza de perdiz roja con reclamo en Castilla-La Mancha, se autoriza a cazar desde el día 17 de enero hasta el 28 de febrero de 2016 de 2016.

Para que se entienda autorizada la caza de perdiz con reclamo se requiere que la modalidad se encuentre incluida en el plan técnico de caza o plan de ordenación cinegética aprobado.

Caza en media veda

El período hábil de caza de codorniz en media veda será desde el 21 de agosto hasta el 15 de septiembre de 2015, Para la tórtola común y la paloma torcaz va desde el 21 de agosto hasta el 21 de septiembre de 2015.

2. Cetrería

Se podrá practicar en aquellos terrenos sometidos a a régimen cinegético especial que expresamente la tengan autorizada en su plan técnico de caza o que tengan autorizadas las modalidades de caza menor al asalto o en mano.

 

Para que se entienda autorizada la caza de perdiz con reclamo se requiere que la modalidad se encuentre incluida en el plan técnico de caza o plan de ordenación cinegética aprobado.

 

3. Caza mayor

Se establecen distintos plazos según el tipo de especie. En el caso del ciervo, gamo, muflón y jabalí abarca del 8 de octubre de 2015 hasta el 21 de febrero de 2016.

El corzo se puede cazar desde el 1 de abril hasta el 31 de julio de 2016, y desde el 1 hasta el 30 de septiembre.

La cabra montesa se podrá cazar desde el 15 de noviembre de 2015 hasta el 15 de enero de 2016.

 

Seguridad

Para garantizar la seguridad de las personas en monterías, ganchos o batidas en el puesto ocupado por más de una persona sólo podrá haber un arma desenfundada, permaneciendo el resto de las que haya en sus fundas.

Salvo en los casos en que expresamente se autorice a través de las resoluciones aprobatorias de los planes técnicos de caza, queda prohibido con carácter general cazar en todo tiempo las hembras y sus crías en sus dos primeros años de vida, de las especies cabra montesa, ciervo,corzo, gamo y muflón, así como las hembras de jabalí seguidas de crías y éstas.

Distancias para cazar

Queda prohibido situar los puestos de caza mayor en las modalidades de aguardo o espera a menos de 100 metros de la linde cinegética más próxima, y en la modalidad de caza menor a paso o en puesto fijo, a menos de 50 metros, salvo acuerdo entre titulares de terrenos sometidos a régimen cinegético especial colindantes, en cuyo caso será la que establezcan.

Durante el desarrollo de cacerías que se practiquen en forma de montería, gancho, batida, ojeo o tirada colectiva en zonas atravesadas por vías y caminos de uso público y vías pecuarias, los titulares cinegéticos o los organizadores de la cacería deberán poner a la entrada de la vía o camino en la zona o marcha que vaya a cazarse, señales para avisar de la celebración de la cacería. Estas señales, en las modalidades de caza mayor, deberán colocarse al menos con dos días de antelación.

Superpoblación de conejos

En los terrenos sometidos a régimen cinegético especial en los que la densidad de conejos es elevada, y no tuvieran contempladas medidas de control, los Servicios Periféricos correspondientes podrán autorizar, dentro del período comprendido entre el 1 de junio y el 15 de agosto, la caza con escopeta en determinados períodos en función de la densidad de población del coto,no permitiéndose el empleo de perros hasta el 1 de agosto.

Al fin de prevenir los daños que pudieran ocasionarse a la riqueza cinegética de una comarca determinada por circunstancias climáticas, biológicas o cualesquiera otras desfavorables para la conservación de las especies, se faculta a los Servicios Periféricos establecer, por sí o a propuesta del Consejo Provincial de Caza al que corresponda, la veda o modificación del período hábil de caza de alguna especie concreta o de todas ellas.

Puede consultar la Orden completa en el apartado de legislación.