ASAJA Y SAREB  ACUERDAN MOVILIZAR EL MERCADO DE SUELOS RÚSTICOS

Con este acuerdo entre la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria y la primera organización agraria de España se pretende favorecer el acceso de agricultores y ganaderos a tierras agrícolas, fincas de labor y otros activos inmobiliarios ubicados en el medio rural.

El presidente de ASAJA, Pedro Barato y el presidente de SAREB, Jaime Echegoyen han suscrito hoy en Madrid un acuerdo de colaboración con el objetivo de que los agricultores y ganaderos de esta organización agraria puedan acceder a la oferta de 3380 suelos rústicos  de Sareb.

 De todos son conocidas las dificultades que en ocasiones encuentran los productores agrarios para acceder al mercado de la tierra y en concreto a los terrenos agrícolas, bien sea en la modalidad de compra de tierras o de arrendamiento. Sareb es propietaria, en toda la geografía española, de un elevado volumen de activos inmobiliarios y en concreto su cartera de suelo rústico asciende a 3.380 unidades valoradas en 431 millones de euros, que se reparten por todas las comunidades autónomas, aunque el mayor volumen se localiza en la Comunidad Valenciana, con el 47% de los activos; Galicia, con el 13% y Madrid con el 7,5%.

El presidente de ASAJA ha recordado que la superficie agrícola de España se ha reducido, en los últimos años, en más de un millón de hectáreas. ”Hay productores jóvenes, y no tan jóvenes, que no encuentran tierra de cultivo para aumentar su explotación o para instalarse por primera vez”, ha lamentado Barato. Con este acuerdo ASAJA contribuirá a promover el acceso de agricultores y ganaderos a tierras agrícolas, fincas de labor y otros activos inmobiliarios en el medio rural, difundiendo sus ofertas y sus condiciones de venta.

Por su parte, el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen,  ha señalado que con la firma de este convenio se abre “una gran oportunidad para ayudar al sector primario español y para agilizar la desinversión de nuestros activos vinculados al ámbito rural”.