ASAJA CLM anima a los agricultores a participar en la manifestación del día 10 en defensa del olivar tradicional

El secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha, José María Fresneda, explica que, ante el nuevo orden de comercio internacional, España y Europa deben proteger sus producciones

ASAJA Castilla-La Mancha ha explicado que, ante el nuevo orden de comercio internacional, España y Europa deberían replantearse el sistema de protección de nuestros productos, de tal manera que, ante las decisiones políticas internacionales, nuestros agricultores y ganaderos no se vieran perjudicados.

El secretario general de la organización agraria, José María Fresneda, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para explicar los motivos por los que se ha convocado el próximo día 10 de octubre una manifestación en defensa del olivar tradicional en Madrid. Sin embargo, “ante la decisión de Estados Unidos de poner aranceles a Europa en los productos que más nos afectan a España y a Castilla-La Mancha, entendería que todo el sector agroalimentario quisiera manifestarse”. En este sentido ha pedido que “la protección del aceite de oliva y de todas nuestras producciones, sea una cuestión de estado”.

Fresneda ha estado acompañado por la vicepresidenta de ASAJA CLM, Blanca Corroto y el secretario general técnico, Arturo Serrano, quien ha subrayado que la crisis de precios que sufre el aceite de oliva responde a movimientos especulativos, pues “se daban las condiciones de mercado para que el precio se mantuviera, al menos, como el del año pasado, y no sufrir un descenso del 43% con respecto a la media de las últimas dos campañas. Tenemos una producción récord en España, pero no así en el contexto internacional, donde nuestros principales países competidores, como Italia, Grecia o Portugal, han reducido sus producciones y, por consiguiente, han aumentado las exportaciones españolas. Es decir, la demanda y la oferta se han mantenido estables”. Sin embargo, ha denunciado Serrano, “grandes grupos industriales han aprovechado el argumento de la gran producción española para realizar operaciones a un bajo precio y desestabilizar al mercado”.

Así pues, el próximo día 10 de octubre, muchos olivareros castellano-manchegos afectados por la crisis de precios acudirán a la manifestación convocada en Madrid, por lo que las organizaciones provinciales de ASAJA facilitarán a sus socios autobuses para desplazarse desde diferentes puntos de la región.