ASAJA Toledo urge a Agricultura a resolver las incidencias de la PAC 2015 que afecten a la actual campaña 

– La organización agraria reclama que se envíen ya las comunicaciones de trámite de audiencia a los afectados para que puedan realizar alegaciones

– Algunas incidencias afectan a la asignación definitiva de derechos de pago básico que se hará el 31 de marzo

 

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo ha instado a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a agilizar los trámites que permitan resolver los expedientes de solicitud de ayudas de la PAC cuyo pago está retenido por la incidencia denominada “posible beneficio inesperado”, la mayoría de ellos pertenecientes a ganaderos, y que se da siempre que la superficie declarada en la PAC tramitada en 2015, correspondiente a las ayudas de 2014,  haya disminuido más de un 25 por ciento con relación a campañas anteriores.

ASAJA de Toledo recuerda que el 31 de marzo es la fecha tope marcada por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) para remitir a las Comunidades Autónomas la asignación definitiva de derechos de pago básico para cuyo cálculo se tienen en cuenta los datos sobre el posible beneficio inesperado. En este sentido, desde la organización agraria se reclama a la Administración que envíen ya las comunicaciones de trámite de audiencia a los afectados para que puedan hacer las alegaciones pertinentes y no verse perjudicados en la asignación definitiva de derechos de pago básico.

Según el artículo 21 del RD 1076/2014, de 19 de diciembre, sobre asignación de derechos de pago básico de la Política Agrícola Común (PAC), se aplicará la cláusula de beneficio inesperado en algunos “casos de transmisiones totales o parciales de la explotación que hayan tenido lugar a partir del 16 de mayo de 2014, ocasionando un aumento del valor de los derechos de pago que se vayan a asignar al beneficiario en cuestión…” Esta cláusula se aplica rebajando  el importe de los derechos de pago básico de manera proporcional a la reducción de superficie, salvo que esta disminución esté justificada.

En primera instancia, la Consejería de Agricultura retuvo todos los pagos de los agricultores y ganaderos que estaban en esta situación. Algunos de los expedientes se han ido resolviendo de oficio y entrando en pago. Sin embargo, la mayoría de los que siguen sin resolverse corresponden a ganaderos que han bajado superficie al haber disminuido a nivel nacional el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), o lo que es lo mismo, el número de hectáreas que en la PAC se pueden incluir como pastables. En este caso, al generar los pastos derechos de pago básico, los ganaderos tienen que justificar esta disminución de superficie para que sus ayudas futuras no se vean afectadas. Sin embargo, y a menos de un mes de la asignación definitiva de los derechos de pago básico, aún no han recibido ninguna notificación de la Administración que les permita presentar alegaciones justificando los cambios de superficie en sus expedientes de la PAC.