ASAJA CLM plantea en la Mesa del Agua un acuerdo político para poder alcanzar una posición firme y sin fisuras en la región

El secretario general de la organización agraria, José María Fresneda, explica que “ la sociedad de Castilla-La Mancha se merece que los partidos políticos lleguen a Madrid con un acuerdo sin fisuras”.

El secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha pedido a la Consejería de Agricultura durante la segunda reunión de la Mesa del Agua celebrada ayer, que favorezca un acuerdo político “para poder plantear al Gobierno de la nación una posición firme y sin fisuras de Castilla-La Mancha”.

El secretario general ha explicado que “la participación social es necesaria, pero para poder negociar en las reuniones y foros del agua y alcanzar objetivos, en Madrid o en Bruselas, es imprescindible un pacto político inquebrantable”.

Además del político, Fresneda ha planteado a la Consejería de Agricultura que fomente el desarrollo de la capacidad productiva de esta región propiciando un acuerdo entre ASAJA de Castilla-La Mancha y la Federación de Comunidades de Usuarios y Aguas Subterráneas (CUAS) en materia de agua.

En este sentido, ASAJA Castilla-La Mancha ha presentado también sus observaciones al último borrador propuesto por la Consejería de Agricultura del “Documento de posición común en materia de agua de Castilla-La Mancha”.

La organización agraria defiende que cualquier acción o planificación en materia de agua debe basarse en conocimientos técnicos y actualizados, así como en investigación e innovación, y no permitir que influyan otro tipo de intereses de carácter político a la hora de tomar decisiones sobre el agua.

En relación a la transferencia entre cuencas hidrográficas, la organización plantea garantizar las necesidades de Castilla-La Mancha y solucionar primeramente los déficits en materia de agua que sufre esta región. Por ello, entiende esta medida como una herramienta más de gestión, pero ha pedido que no se generen expectativas para la obra de la tubería manchega sin tener garantizado el recurso hídrico de los trasvases.

Sobre las infraestructuras, ASAJA CLM plantea que la Ley de Agua de CLM debe garantizar la construcción de infraestructuras necesarias para el desarrollo de los regadíos de Castilla-La Mancha. Del mismo modo, se debe fomentar estas infraestructuras con la declaración de regadíos de interés regional, así como contar con un presupuesto garantizado.

Por último, la organización agraria ha pedido a la Consejería de Agricultura que aporten alternativas a los usuarios de Castilla-La Mancha ante cualquier nueva restricción en materia de agua