29/3/2022

ASAJA CLM considera que el Ministerio debe poner más medidas de futuro para el sistema productivo

La organización agraria explica que es necesario complementar las ayudas europeas para aliviar la situación de crisis que atraviesa el sector

Una vez conocida la propuesta del Gobierno de España, ASAJA Castilla-La Mancha ha explicado que, aunque las ayudas puedan suponer uno de los mayores presupuestos extraordinarios aportados para el sector agrícola y ganadero, faltan medidas que garanticen el futuro para el sistema productivo.( Medidas urgentes del Plan Nacional de respuesta )

Así, ha explicado que el Gobierno nacional ha aprobado un paquete de ayudas consistente en 193,47 M€ para el sector agrario y ganadero, de los que 64,5 M€ vienen de la reserva de crisis aprobada por Bruselas, tras activase el artículo 219 de la Organización Común de Mercados Agrarios, y que Estado y comunidades autónomas complementarán en un 200% (128,16 millones). Y, por otro lado, 169 M€ en ayudas directas para productores de leche de vacuno, ovino y caprino, la reducción de 20 céntimos por litro durante 3 meses en el precio del gasóleo y la posibilidad de cultivar barbechos.

Según la organización agraria, el paquete de ayudas al sector no atiende las necesidades reales marcadas por la coyuntura actual, en la que después de la pandemia y el temporal de Filomena, llegó un desmesurado aumento de los costes de producción y la invasión rusa a Ucrania, de donde importamos gran cantidad de pipas de girasol y cereales para piensos.

En este sentido, ASAJA CLM ha resaltado que se trata de una situación extraordinaria que requiere de medidas legislativas, no solo económicas. De cara al futuro, se requiere modificar las normas que atentan contra el sistema productivo. De lo contrario, ha asegurado la organización, seguirá estando en peligro la viabilidad de las explotaciones agrarias y ganaderas.

Así, se ha referido a apostar por el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, con herramientas y estudios que garanticen los costes de producción y con un régimen sancionador para los que la incumplen. Igualmente, a la modificación de los planes hidrológicos de cuenca, que tal y como están planteados, reducen la capacidad de producir alimentos. En esta línea, ha vuelta a pedir infraestructuras hidráulicas para garantizar agua a los cultivos o la doble tarifa eléctrica para los regantes.

En relación a la PAC, la organización agraria ha explicado que todavía hay mucho que se puede hacer, como conseguir una convergencia total para que los agricultores y ganaderos castellano-manchegos reciban la misma ayuda que otro por realizar la misma actividad. E, incluso, se ha referido al sistema de seguros agrarios, del que llevan años pidiendo una modificación, o el ataque que supone para el sector la reforma laboral.

ASAJA CLM ha subrayado que los agricultores y ganaderos no van renunciar a las reivindicaciones que llevan años reclamando y que han quedado de manifiesto en los actos de protesta llevados a cabo por toda la región, así como en la cita del 20M Rural de Madrid. Por ello, el proceso de movilizaciones no ha terminado, ha asegurado.

En la misma línea se ha dirigido a las comunidades autónomas. Por un lado, ASAJA CLM ha pedido que se utilice todo el presupuesto previsto por los Gobiernos regionales y que ahora aporta el Estado. Pero, además, ha explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha puede poner en marcha medidas que, dentro de sus competencias, ayuden a la recuperación de la agricultura y la ganadería castellano-manchegas. Así, ha puesto como ejemplo, la eliminación de tasas, tal y como han hecho ya otras comunidades autónomas, la declaración de comarca de emergencia cinegética para las especies de caza mayor para que, si se siembran los barbechos se pueda recolectar, o la modificación de los planes de gestión de las zonas ZEPA.

En definitiva, la organización agraria ha lamentado que, mientras los ganaderos tiran la leche o ven morir a sus animales por falta de pienso, las Administraciones no se hayan planteado modificar todas las normativas que atentan contra el sistema productivo y evitar así, situaciones tan de emergencia como la actual, ha concluido.

ASAJA Castilla-La Mancha ha pedido al Gobierno regional que apoye al sector agropecuario de la región complementando las ayudas europeas, como así lo permite la legislación comunitaria. Así se lo ha trasladado en un escrito al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, señalando que hay sectores especialmente en peligro, como la ganadería.

En este sentido, ha indicado que los ganaderos están afectados directamente por el incremente de los costes de producción y energéticos, así como la subida del precio de los piensos ante la falta de cereales, como el maíz para la alimentación animal, que se importaba desde Ucrania en un 30%.

Tal y como quedó reflejado en la movilización del 20 de marzo en Madrid, cuando miles de agricultores, ganaderos y cazadores procedentes de todo España la secundaron, el sector agrícola y ganadero atraviesa una crisis sin precedentes. Convocados entre otras organizaciones, por ASAJA, el mundo rural ha exigido medidas urgentes para paliar no solo la actual coyuntura sociopolítica, en especial por la guerra en Ucrania y la huelga de transportes, sino también por el aumento generalizado de los costes derivado del alza de las materias primas.