ASAJA de Toledo pedirá a los ayuntamientos afectados por la zona ZEPA su adhesión al recurso contra los Planes de gestión 

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo va a solicitar a los ayuntamientos de la provincia afectados por alguna Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) su adhesión al recurso contencioso-administrativo contra los Planes de Gestión,  que esta organización ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. Así lo ha manifestado hoy la presidenta de ASAJA Toledo, Blanca Corroto, en el transcurso de la Asamblea General Ordinaria de la organización, que ha tenido lugar en el Auditorio de Liberbank en Toledo.

Corroto ha aprovechado la presencia en el acto de clausura de la directora general de Agricultura y Ganadería de Castilla-La Mancha, Cruz Ponce, para recordar al Gobierno regional que la directiva comunitaria 2009/197 CE relativa a la conservación de las aves silvestres no dice que haya que restringir la agricultura, si no que estipula que siempre que haya una limitación de  las actividades socioeconómicas de una zona ZEPA se tiene que dar una compensación económica.

A este asunto también se ha referido el presidente nacional de ASAJA, Pedro Barato, afirmando que “si en Castilla-La Mancha hay zonas naturales ricas en flora y fauna se debe a que generaciones enteras de agricultores y ganaderos  las han cuidado y han hecho posible que se conserven estas zonas”

Así mismo, la presidenta de ASAJA Toledo ha conminado tanto a la representante de la Consejería de Agricultura, como al delegado del Gobierno a colaborar y coordinarse en asuntos tan importantes como el problema del agua y la plaga de conejos. Con relación a este último asunto, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha insistido en que para poder activar medidas excepcionales el Gobierno regional tiene que realizar previamente la declaración de plaga.

Foto-de-familia-clausura

Sequía.- Otro de los temas abordados en la Asamblea ha sido el de los efectos de la sequía en la agricultura, que ha dado al traste con la cosecha de cereal y amenaza seriamente al resto de producciones agrícolas. En Toledo, a la falta de lluvias se suman otras adversidades climáticas tales como tormentas de granizo o heladas.

El presidente nacional de  ASAJA, Pedro Barato, ha manifestado que se han realizado propuestas en la Mesa de Sequía, convocada a petición de esta organización agraria. Algunas de estas medidas han sido la aprobación de préstamos blandos, una línea de ayudas a mínimis y reducciones fiscales.

Enlazando con el problema de la sequía, también se ha reivindicado la importancia del  seguro agrario. En la actualidad, en la provincia de Toledo, se ha asegurado un porcentaje muy bajo de la superficie agrícola. En el caso del cereal, cuya campaña de siega ya ha comenzado, sólo 27.000 de las más de 300.000 hectáreas sembradas en Toledo cuentan con la cobertura de sequía. En este sentido, la presidenta provincial de ASAJA ha manifestado que estos datos demuestran que el sistema de seguros no funciona debido, principalmente, a dos motivos: el precio elevado de las pólizas y el bajo rendimiento máximo asegurable, razón por la cual ASAJA ha defendiendo que se suban de oficio los rendimientos en toda España.

Por último, dentro de los actos programados con motivo de la asamblea, se organizó una charla informativa sobre el uso de bioestimulantes agrícolas con un componente de microalgas. Carlos Rodríguez-Villa, gerente de la empres de biotecnología “AlgaEnergy”, fue el encargado de impartir la conferencia bajo el lema: “Microalgas: la agroindustria del futuro”.

DirectivaCharla