ASAJA Toledo recuerda que se puede controlar la población de conejos en la comarca de emergencia cinegética durante el estado de alarma

Las medidas de control de la población de conejo permiten, además, los desplazamientos entre provincias

ASAJA de Toledo quiere aclarar que el estado de alarma vigente en la actualidad por la situación excepcional provocada por la COVID-19 no afecta a las medidas autorizadas para controlar la sobrepoblación de conejos dentro de los municipios de la región incluidos en la comarca de emergencia cinegética temporal, declarada el mes de abril al demostrarse daños de esta especie en cultivos agrarios. Así mismo, y ante las dudas que han llegado a la organización agraria, se recuerda que, para las labores de control de población de especies como el conejo, se permite la movilidad entre provincias de las personas que hayan sido autorizadas por los titulares del coto en el que se vaya a realizar el control.

ASAJA recuerda que, a partir del 1 de junio y hasta el 15 de agosto, se permitirá el uso de escopeta en los terrenos cinegéticos incluidos en la comarca de emergencia.

No obstante, la situación excepcional durante el estado de alarma obliga a cumplir determinados requisitos a los vigilantes de cotos, agricultores o personas autorizadas para realizar las labores de control de poblaciones de conejo. En este sentido, se autorizará a un máximo de dos personas por cada punto de control de la parcela, manteniendo al menos un metro de distancia entre ambas, y deberán llevar un certificado de actividad en el que consten el polígono y la parcela en los que pueden actuar.

Además, se deberá extremar la higiene personal y de los equipos de trabajo y transporte y utilizar materiales de protección adecuados.

ASAJA Toledo aclara que aunque en la fase 1, en la que ya están todas las provincias de Castilla-La Mancha, se permite la caza, los desplazamientos entre provincias solo están autorizados para realizar labores de control de la población de conejo como las que están permitidas dentro de la comarca de emergencia cinegética temporal.