Las Diputaciones de Toledo y Ávila sellan su cooperación para la mejora de la raza avileña negra ibérica

Los dos presidentes de las Diputaciones de Ávila y Toledo, Agustín González y Arturo García-Tizón respectivamente, han firmado el convenio de colaboración por el cual la Diputación de Ávila transmitirá parte del patrimonio genético de la raza Avileña de su ganadería a través de la cesión de seis ejemplares de la raza (cinco hembras añojas y un macho añojo).

En el acto de la firma han estado también presentes el diputado abulense responsable del Área de Desarrollo Rural, José María García, y el toledano, coordinador de la delegación de Agricultura y Medio Ambiente, Julián Morales.

La Diputación de Toledo reconoce la labor que viene desarrollando la Diputación de Ávila desde hace años en su explotación agropecuaria “El Colmenar”, relativa a Programas de Conservación, Selección, Mejora y Promoción de la Raza Avileña. Esos programas contribuyen de forma decisiva al mejoramiento de las producciones pecuarias de su provincia.

En este punto, el presidente toledano ha querido agradecer “la predisposición de la Diputación de Ávila para firmar este convenio entre las dos Administraciones. Espero que podamos ofrecer a nuestros ganaderos todos los beneficios de esta raza”.

La Diputación de Toledo ha mostrado su interés, dentro de este contexto, en el establecimiento de un Centro Ganadero que permita divulgar la raza avileña para el aprovechamiento de las zonas de dehesa, así como las tierras desfavorecidas y de montaña de su provincia.

El acuerdo ahora firmado permitirá que ambas explotaciones ganaderas colaboren activamente en el Programa Nacional de Selección de la Raza, con objeto de facilitar el intercambio de experiencias que contribuyan a la mejora genética.

El presidente de la Diputación de Ávila ha indicado, respecto a esta cooperación que “el único interés es mejorar, si es posible, genéticamente la raza a esta latitudes o nivel del mar. Estamos seguros que esta decisión mutua de colaboración va a dar sus frutos”.

La colaboración de las dos instituciones se fija en un plazo inicial de cuatro años formalizándose las condiciones de sus intercambios a través de acuerdos puntuales en los que se especifiquen las bases para una mejor realización de las diversas iniciativas presentadas indistintamente por cualquiera de las dos instituciones.

Las dos administraciones provinciales defienden la colaboración en un sector económico de relevancia, como es el de la ganadería, importante para las provincias de Ávila y Toledo, con importantes explotaciones que se verán beneficiadas por este acuerdo entre las dos Diputaciones.

El marco del convenio firmado alienta la investigación sobre las condiciones especiales sobre la raza avileña negra ibérica en otras latitudes a las que está acostumbrada, lo que puede determinar avances destacados en la investigación sobre el comportamiento de los animales, con el objetivo de lograr posibles mejoras genéticas.

La raza avileña negra ibérica es la raza bovina autóctona del Centro de la Península Ibérica caracterizada por su perfecta adaptación para aprovechar los recursos del entorno en el que está presente, y la capacidad para criar un ternero en un intervalo entre partos de poco más de un año.

La raza Avileña aparecía catalogada por el MAPA en el año 1979 como raza autóctona de fomento, siguiendo en la misma categoría en el actual Catálogo Oficial, aunque ya con el nombre oficial de la raza, el de Avileña-Negra Ibérica.

(Fuente: Diputación Provincial de Toledo)