ASAJA DE TOLEDO SOLICITARÁ LA DECLARACIÓN DE ZONA DE ACTUACIÓN ESPECIAL PARA LAS ÁREAS AFECTADAS POR LAS TORMENTAS

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo va a solicitar ante la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha la declaración de Zona de Actuación Especial (ZAE) para los municipios de la provincia de Toledo afectados por las tormentas de los últimos días. Así mismo, la organización agraria va a pedir ayudas excepcionales para los productores agrarios con cultivos dañados. Las tormentas han arrasado hectáreas de olivar, frutos de cáscara, maíz y productos hortícolas en la comarca de la Jara y los municipios de La Puebla de Montalbán, Carpio de Tajo, Albarreal de Tajo, Malpica de Tajo y Burujón, entre otros.  El granizo, el viento y la lluvia también han causado daños en naves ganaderas.

Aunque es pronto para cuantificar con exactitud la superficie agrícola total afectada, la magnitud de las tormentas del pasado domingo y de ayer por la tarde ha sido tal que ha llegado a arrancar 200 encinas entre San Martín de Pusa y Malpica de Tajo, y numerosos agricultores han perdido sus cosechas. Solamente en los términos municipales de Belvís de la Jara, Alcaudete y Aldeanueva de Barbarroya hay unas 2.500 hectáreas de olivar que presentan una media de pérdidas del 70 por ciento de la cosecha. Además, el viento ha desprendido tejados y el granizo y el agua han causado desperfectos estructurales en naves ganaderas de toda la zona.

ASAJA de Toledo va a solicitar rebajas fiscales, como la reducción de los índices de cotización de los módulos del IRPF, para los agricultores y ganaderos con explotaciones dañadas,  así como la exención del pago de la cuota de la Seguridad Social.

La organización agraria espera contar a lo largo de la semana con información detallada de la superficie afectada por cultivos y estudiará la posibilidad de solicitar más medidas de apoyo a los agricultores y ganaderos.

Entre los cultivos más afectados está el olivar. Numerosos olivareros han perdido prácticamente toda la cosecha, con daños estimados en algunas explotaciones de 120.000 kilos de aceituna. Además de las pérdidas económicas por la merma de la producción, los agricultores tendrán que hacer frente a tratamientos fitosanitarios de urgencia en un plazo máximo de 48 horas para cerrar las heridas causadas por el granizo en las ramas y los troncos. De no hacerlo así, la madera no se regenerará y provocará una disminución de la producción en las próximas campañas.

También han sufrido cuantiosos daños parcelas de frutos de cáscara: nogales, almendros y pistachos.

AlmendroFruto arrastrado por el agua Maíz Nueces Parcela de pistachos con árboles arrancados Parcela pistacho Pívot de riego volcado DSC_6541