Bruselas permite a los Estados miembro utilizar fondos del PDR para apoyar a los agricultores

Las comunidades autónomas tienen que decidir si aplican estas medidas en su territorio

El Consejo Europeo ha adoptado el reglamento que permite a los Estados miembros, como medida excepcional, pagar hasta 7.000 euros a los agricultores y hasta 50.000 euros a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que se dedican a la transformación, la comercialización o el desarrollo de productos agrícolas o de algodón, excepto los productos pesqueros.  El objetivo es utilizar los fondos disponibles en el marco de los Programas de Desarrollo Rural (PDR) existentes para prestar apoyo a los agricultores y a las PYMES más afectadas por la crisis de COVID-19 y para hacer frente a los problemas de liquidez y de flujo de caja derivados del cierre de tiendas, mercados y restaurantes. Este era el trámite que faltaba previo a la publicación en el DOUE.

Ahora, las comunidades autónomas que quieran adoptar esta medida deberán realizar la correspondiente modificación de su PDR, establecer las bases reguladoras y poner a disposición de la medida la correspondiente cofinanciación.

Según se ha informado desde la Dirección General de Desarrollo Rural, las Castilla y León, Extremadura, Canarias, Asturias, Aragón y Andalucía habían manifestado su intención de utilizar esta medida.