ASAJA de Toledo exige que el Plan de Gestión de la ZEPA de la Mancha Norte respete la actividad agraria de la zona

 La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo ha pedido a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural poder realizar aportaciones al Plan de Gestión de la ZEPA de la Mancha Norte, al tiempo que exige que en el mismo se respete la actividad agraria de la zona.

La organización agraria ya realizó estas reivindicaciones en Lillo, en el transcurso de la jornada informativa sobre “La situación de la ZEPA de la Mancha Norte”, organizada por ASAJA de Toledo en colaboración con la Consejería de Agricultura, y en la que se abordó la problemática que afecta a los agricultores de 17 municipios toledanos de la zona que ven restringida la práctica de su actividad profesional por las limitaciones que implica la ZEPA Área Esteparia de la Mancha Norte.

ASAJA reclamó a los representantes de la Consejería poder participar en la elaboración de los Planes de Gestión de las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) que están en proceso de redacción, como es el caso del que afecta a la Mancha Norte. A este respecto, el director general de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero, informó de la intención de la Consejería de tenerlo listo después del verano, para que las plantaciones de viñedo que se pongan en 2017 ya se puedan regir por el mismo.

Tanto la presidenta provincial de la organización agraria, Blanca Corroto, como el secretario regional, José María Fresneda, han incidido en que en dichos planes de gestión se respete la actividad agraria y se tenga en cuenta la importancia de la misma en el desarrollo socioeconómico de la zona. En este sentido, ASAJA propuso formar un grupo de trabajo en el que los agricultores, a través de esta asociación, pudieran hacer aportaciones a la redacción final del plan. De hecho, la Consejería ya ha informado de la intención de comenzar las reuniones de este grupo en los próximos días.

Además, ASAJA ha vuelto a reclamar que se autoricen las plantaciones de viñedo en zonas ZEPA que ya estaban aprobadas en 2015 y ha solicitado la apertura de dos líneas de ayudas compensatorias dirigidas a los cultivos herbáceos y al viñedo de secano, con dotaciones presupuestarias suficientes.

En la jornada de Lillo se contó con la participación activa de los asistentes, muchos de los cuales preguntaron dudas tanto a Rafael Cubero, como a la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, también presente en el acto, y les explicaron cómo las aves protegidas, en especial la avutarda, se mueven por sus parcelas de cereal y viñedo, alimentándose de ellas, sin que hasta la fecha haya habido muestras de que la actividad agrícola, incluida la explotación vitícola en espaldera, perjudique a la fauna de la zona, algo que está en consonancia con lo que siempre ha defendido ASAJA de Toledo.

En la zona ZEPA Mancha Norte, la población de los animales objeto de conservación está en aumento y han dejado de ser una especie amenazada de extinción.

IMG_6576