ASAJA Toledo analiza en Talavera algunos de los principales problemas de la ganadería

Son algunos de los motivos por los que ASAJA de Toledo se manifiesta el 6 de abril a partir de las 11:45 horas

La presidenta de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo, Blanca Corroto, ha informado hoy, en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en Talavera de la Reina, de los problemas de sanidad animal que están afectando a la cabaña ganadera extensiva de la comarca, así como de las limitaciones en la agricultura y ganadería en las zonas protegidas ( ZEPA y LIC) de la Sierra de San Vicente, Navalcán y valles del Alberche y Tiétar, y ha recordado que estos puntos están dentro de la tabla reivindicativa de la manifestación convocada por la organización agraria el 6 de abril en Toledo.

La presidenta de ASAJA Toledo, acompañada del vicepresidente de la organización, Servando Chico, y de Marcial Rico, vocal de la Junta Directiva por la comarca de Talavera, ha explicado que en varias zonas de la provincia, sobre todo en las comarcas de Talavera, Los Montes y La Jara están apareciendo focos de tuberculosis en granjas de producción extensiva de vacuno, ovino y, principalmente, caprino. Esta situación es especialmente preocupante si se tiene en cuenta que esta enfermedad estaba prácticamente erradicada y desde hace doce años ya no era obligatoria la vacunación contra la misma.

El crecimiento descontrolado de especies cinegéticas en la región (jabalí, corzo y ciervo, sobre todo), así como la disminución de los presupuestos públicos destinados a sanidad animal han provocado el repunte de casos de tuberculosis en granjas extensivas. En este sentido, ASAJA pide un mayor control de la fauna silvestre, más presupuesto para sanidad animal e incrementar los baremos de indemnización por sacrificio obligatorio de la cabaña ganadera afectada.

Por otro lado, se ha informado de las restricciones en zonas ZEPA. En Castilla-La Mancha casi la mitad de la superficie útil está afectada por figuras de protección de la naturaleza (LIC, ZEC, ZEPA), lo que supone perjudicar gravemente a los agricultores y ganaderos con limitaciones graves que afectan al sistema productivo y suponen una carga añadida para los productores. En el caso de la comarca de Talavera, ASAJA de Toledo ha anunciado que está preparando alegaciones al Plan de Gestión de la ZEPA Valle del Tiétar y embalses de Rosarito y Navalcán, y LIC Sierra de San Vicente y valles del Alberche y Tiétar, tal y como ha hecho con los planes de gestión de otras zonas de la región.

La ZEPA mencionada abarca una superficie de 117.541 hectáreas, de la cual el 96% es de propiedad privada. Afecta a cultivos agrícolas (el 20% de la superficie protegida tiene este uso), pero, sobre todo, a la ganadería, que es un motor económico muy importante en algunos de los pueblos implicados. De hecho, hay una cabaña ganadera de 83.500 cabezas de vacuno, 130.000 de ovino y caprino y 99.000 de porcino.

Entre las limitaciones recogidas en el borrador del plan de gestión, se establece que las granjas de ganado de producción extensiva solo podrán incrementar su cabaña ganadera en un animal por cada  hectárea, cuando lo normal es que se permitan seis reses por hectárea. Y, en cuanto a la ganadería intensiva, no se dan autorizaciones para la construcción de nuevas naves.

Bajo el lema “Sin campo no hay vida”, el 6 de abril, a partir de las 11:45 horas, agricultores y ganaderos convocados por ASAJA de Toledo se manifestarán por las calles de la capital castellano-manchega. La marcha partirá desde el Parque de las Tres Culturas (entrada por la Avenida de Europa), lugar de encuentro de los manifestantes, a los que se unirán en la rotonda de la Avda. de la Reconquista decenas de tractores para subir por la calle Duque de Lerma, continuar por Cardenal Tavera hasta la Puerta de Bisagra y terminar en la Plaza de Zocodover. Durante el recorrido se parará en la Delegación Provincial de Agricultura y en la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha para entregar la tabla reivindicativa que recoge las demandas de los agricultores y ganaderos a las administraciones central y regional.